Brasil: Trekking en Morro Dois Irmãos en Rio de Janeiro

¿Alguna vez pensaste en subir a la punta de uno de los cerros más lindos y famosos de Rio de Janeiro? ¿Y ver la ciudad desde las alturas, en medio de una favela? ¡Es posible! ¡Y es gratis! Así que si te gusta la aventura y no puedes contener la emoción de llegar a la cima, este sendero es para ti❤️.

Los Dois Irmãos (dos hermanos), son las dos montañitas que se ven desde la playa de Ipanema, y que juntas forman un paisaje inolvidable. Están ubicados en el barrio de Vidigal, una favela pacificada desde el 2012, en la que es posible entrar sin ningún problema, ni peligro.

En ese lugar, durante las noches abre el famoso Bar da Laje, un bar en la cima del cerro con un súper buen ambiente, música en vivo y una vista increíble de la ciudad. Además se encuentra la escuela de teatro Nós do Morro, escuela que se encargó del casting para la famosa película Ciudad de Dios, en la que la mayor parte de los seleccionados para actuar en la película eran moradores de esta favela.

Morro dois irmãos, desde playa de Ipanema ❤️

Por ser un barrio que reune arte y cultura, muchos artistas brasileros y del mundo visitan el barrio de Vidigal. Incluso el futbolista David Beckham compró una mansión en la punta del cerro y viaja algunas veces cada año a Rio de Janeiro. Por desgracia no nos topamos con él para que nos invitara a su casa, pero será la próxima jaja.

¡Y bueno! a lo que vinimos. Para comenzar el sendero en el Morro Dois Irmãos primero debes llegar a la entrada de la favela Vidigal.

Puedes llegar hasta la entrada en ônibus (bus, micro) o taxi. Una vez ahí tienes que subir hasta el campo de fútbol en la Vila Olímpica. Para llegar hasta este lugar tienes varias opciones, puedes subir caminando, en Uber(taxi) o en moto taxi. En mi opinión la mejor opción es el moto taxi. Cuesta 5 Reales sólo ida (USD 2), hay varios esperando siempre en la entrada, y es una aventura conocer la favela arriba de una moto, andado por calles estrechas a toda velocidad, con un casco mal puesto😬.

mapaaccesodoisirmaos

A partir de ahí, si es que sobreviviste a esa subida en moto 😎, debes caminar hasta el campo de fútbol que está solo a unos pasos y comenzar la trilha. Trilha significa sendero en portugués y, si pones atención, verás escrita esta palabra en varios carteles.

Cancha Vila Olímpica, al fondo comienza el sendero.

Los primeros minutos del sendero son bien tranquilos, el terreno es recto y hay poca pendiente. Alrededor sólo veras selva, muchas mariposas, bichos nuevos para mí, y si tienes suerte aparecerán unos monitos en el camino. Nosotros tuvimos suerte y vimos una familia grande de monos saltando de árbol en árbol! 🐒🐒🐒🐒💕 Eran muy rápidos y no pudimos tomarles fotos.

Luego la subida se pone cada vez más empinada, por eso lo más recomendable es ir bien temprano en la mañana a eso de las 8:00 am. Pero si lo tuyo no es levantarte temprano, puede ser también en la tarde cuando el calor está pasando. Si vas en un horario diferente al que te recomiendo, puede que el calor y la humedad que hay en Rio de Janeiro hagan que el paseo se haga más difícil de llevar.

El camino no tiene señalización, pero está súper bien delimitado y en ningún momento nos sentimos perdidos ni tuvimos que preguntar dónde seguía la ruta.

Una de las primeras vistas que impacta, es la de la favela Rosinha. Esta es una de las comunidades más grandes de la ciudad y se hace notar entremedio de los cerros que la rodean.

Las favelas o comunidades, son tomas de territorio, sin autorización, que crecieron tanto que comenzaron a organizarse y formaron una pequeña ciudad dentro del gran Rio de Janeiro. Muchas de ellas son lugares peligrosos con tráfico de drogas donde no consigue entrar la policía.  La Rosinha es una de las más grandes pero está pacificada, o sea no hay mayores riesgos, hay policía, incluso hay tours diarios para conocer desde adentro la vida en una favela.

Desde esa altura nos hace pensar que el ser humano es una hormiguita y la Rosinha el gran hormiguero.🐜🌎

Verla en vivo es impresionante 😮

Siguiendo la ruta, subiendo, subiendo y subiendo, encuentras un oasis en el medio del camino. Ahí estaba un vendedor ambulante al que se le ocurrió poner un puesto de agua, jugos, barritas de cereal y fruta, genio! Todo lo necesario para darte fuerzas y seguir 💪😀✨ .

El vendedor está todos los días, de 10 de la mañana a 5 de la tarde, a excepción de los días de lluvia.  Aún así no te confíes y lleva tu propia botella de agua.

Oasis en el camino✨

Después de una hora de caminata a paso tranquilo, te espera una de las mejores vistas de la ciudad. Aquí no hay ni un poco de sombra, pero con el paisaje olvidas que estás a todo sol. Nosotros nos quedamos 30 minutos disfrutando de la vista, sacando fotos y pensando en lo hermoso que es nuestro planeta🌎.

Pedra da Gávea y Praia de São Conrado
Ni una gota de sombra!😓 . ¡No se olviden usar bloqueador!

Desde arriba tienes una vista de la laguna Rodrigo Freitas, que tiene forma de corazón, y las playas de Leblón e Ipanema en toda su extensión.

¡Esta vista increíble vale cualquier sacrificio!
Edu y yo, compañeros de senderos, sueños y vida.💕

Al bajar agradecimos haber llevado estos meses en la mochila nuestros bastones de trekking. Lamentablemente el suelo está muy erosionado por la cantidad de personas que la visitan diariamente, por eso es súper importante ir con zapatillas con buen agarre y usar los bastones sin arrastrarlos para no contribuir con la erosión del camino.

Usando bastones y todo, casi me caí varias veces, así que cuidado con agarrar cualquier rama de árbol para afirmarse, porque en medio de la selva en vez de una rama podrías agarrar una serpiente🐍😰.

Muchas personas estaban subiendo en el horario en que nosotros bajamos, a eso de las 11 de la mañana, y la verdad venían muriendo de cansados. Así que sigan el consejo de ir en horas de menos calor para realmente disfrutar y no pasarlo mal.

Y al final del sendero hay unas motos esperando pasajeros para bajar, o puedes bajar caminando si quieres. Una vez abajo de la favela Vidigal, es imperdible darse un merecido chapuzón en la Prainha de Vidigal.

Esta playa es desconocida por los turistas y poco conocida por los cariocas, y mas que nada son los mismos residentes de la Vidigal los que la frecuentan. Esto porque estuvo escondida atrás de una construcción por muchos años, hasta que recién en el 2016 demolieron la construcción para crear una ciclovía y apareció este paraíso oculto.

Prainha da Vidigal

¿Vieron que hermoso? Imposible no enamorarse de Rio de Janeiro 💕

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. arecorrerelmundo dice:

    Hola Adrian! no es nada peligroso, si se puede hacer por tu cuenta. De todas maneras recuerda que antes de hacer el trekking tienes que entrar a la favela vidigal, por lo que aunque es una favela pacificada, por precaución siempre es mejor andar acompañado. No recomiendo hacer trekking solo solo en ningún lugar ya que si te caes o cualquier cosa nadie se enterará.
    Disfrútalo mucho! te va a encantar! Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *