Brasil: Qué hacer en Moreré

Moreré está en la isla de Boipeba en el estado de Bahía, Brasil. La isla está rodeada de playas paradisiacas, entre ellas Moreré, donde las calles son todas de arena y los cangrejos se cruzan en el camino como un peatón más.

En la isla no hay autos, solo algunas motos y tractores que se usan como buses para transportar pasajeros. El pueblo vive en torno a la marea alta y baja, el mar se recoge a niveles tan impresionantes, que en ciertas horas del día donde había una cancha de fútbol puedes navegar una lancha, y viceversa.

Elegimos viajar a Moreré porque una pareja de argentinos, que estaban viajando por el nordeste brasileño y que conocimos en un terminal de buses, nos dijo (léase con voz de Porteño): “¡Chicos! Tienen que conocer Moreré. Es un pueblo de pescadores chiquito, no hay nadie, tenés la playa al lado y vimos los cielos más impresionantes que te podés imaginar”.

Eso despertó una curiosidad por este lugar desconocido que no estaba pensado en nuestra ruta. Más tarde en las notas de mi celular, aunque no lo recordaba, vi guardado en mi lista de imperdibles el nombre Moreré. Esto terminó por confirmar cuál sería nuestro próximo destino. Bienvenidos a Moreré.❤️

 

Cuando la marea está baja el mar se convierte en una cancha de fútbol

¿Cómo llegar?

Llegar al paraíso no iba a ser nada fácil, y eso lo hacia aún más interesante.  Tuvimos que tomar un bus, una lancha y otros transportes para llegar después de más de 4 horas de viaje desde Itacaré. Lo más extremo de todo fue cuando nos enteramos que el transporte final sería un tractor. ¡Sí!, no leíste mal, un tractor de esos para trabajar en el campo, pero la diferencia es que éste tenia un carrito acoplado con asientos para sus pasajeros.

El camino es todo de arena y cuando la marea sube se convierte en manglar, donde andan millones de cangrejos y, según nos contaron, se han visto hasta lagartos.

Tractor en Moreré
Este tractor nos llevó por calles de arena desde Boipeba a Moreré

 ¿Dónde Dormir?

Los alojamientos que ofrece la isla van desde camping hasta habitaciones privadas en rústicas cabañitas. Nosotros queríamos por fin usar la carpa que anduvimos paseando durante todo el viaje y, por eso y el ahorro del bolsillo, elegimos la opción de camping.

Nos quedamos en el camping La Selva. Está a 10 minutos caminando del centro de Moreré, frente a las playas más lindas de aguas tibias y celestes. El camping tiene baños compartidos con ducha de agua fría, cocina a leña equipada, todo muy rústico. Pagamos 15 reales por persona por noche.

Camping en Moreré
Esta carpa fue nuestro alojamiento por 4 noches en Moreré

¿Dónde Comer?

En Moreré tuvimos la oportunidad de estar en un camping con cocina a leña así que no salimos a comer afuera. Además tuvimos la suerte de probar -cocinado por un nativo- uno de los platos típicos de Bahía, la Moqueca. Una especie de cocimiento que puede ser de pescado, camarones, pulpo, verduras o plátano. Lleva tomate, cebolla y es todo cocinado en leche de coco y aceite de dendê, una semillita aceitosa muy popular en Brasil. Se acompaña de arroz y farofa, la última es una harina de mandioca condimentanda y tostada al sartén. Mmmm Moqueca, ¡te extrañamos!.

El restaurante Paraíso en Moreré, está en la misma playa y es muy recomendado para probar este delicioso plato típico.

Moqueca en Moreré
La mejor Moqueca que he probado en mi vida.

¿Qué hacer?

En el día hay agencias que ofrecen tour en lancha para salir a conocer las distintas playas de los alrededores, las piscinas naturales y los manglares. Si tienes espíritu explorador y poco presupuesto, muchas de ellas también las puedes conocer caminando, sin necesidad de contratar un tour.

Nosotros bien temprano en la mañana, antes de que subiera la marea, hicimos un tour a pie a las playas y manglares. Caminamos a lo largo de las playas Moreré y Bainema hasta que llegamos a un camino que nos conduciría al manglar.

Moreré
Caminando entre palmares

El manglar es un camino lleno de árboles con las raíces hacia fuera, y el suelo fangoso. Cuando la marea está alta se llena de agua y cuando está baja se seca. Pasamos por aquí con marea baja y eso nos permitió ver miles de cangrejitos bebés que viven aquí y que se habrían paso mientras caminábamos, una experiencia única.

Manglares en Moreré
Cuando la marea baja se pueden ver los manglares secos, dejando a la vista las raíces de los árboles y la fauna que habita dentro de él.
cangrejos en moreré
Millones de cangrejos habitan los manglares

Luego seguimos el camino hasta que el agua lo impidió y tomamos una canoa que nos cruzó al otro lado. Por aquí seguimos caminando por sitios llenos de palmas y cocos, para luego llegar a la playa Ponta dos Castelhanos donde nos dimos un chapuzón y comimos pastel, una masa frita rellena, en nuestro caso de queso y camarones, y una refrescante cerveza para regresar con energía.

ponta dos castelhanos en Moreré
Nada mejor que ” pastel e cerveja” después de una larga caminata

ponta dos castelhanos

Todas las mañanas hasta aproximadamente hasta las 11 am, las playas están secas y puedes entrar “mar adentro” varios metros caminando. Por esto mismo se producen unas piscinas naturales imperdibles.

Las piscinas naturales se forman en la mañana a eso de las 9 am, y son lugares donde el mar es cristalino y rodeado de corales. Aquí viven distintos tipos de peces que se pueden ver a simple vista, pero mucho mejor si llevas un snorkel.

Piscinas naturales en Moreré
Lanchas de turismo en piscinas naturales de Moreré
Piscinas naturales en Moreré
Si llegan a las piscinas no pueden olvidar el equipo de snorkeling!

La experiencia de ver la vida marina en aguas cristalinas es un sueño, en mi caso amo con todo mi corazón hacer snorkeling y puedo estar horas y horas sin aburrirme. Si quieres ir y no sabes nadar no te asustes, no es necesario saber, en la mayoría de las piscinas puedes tocar el suelo con los pies, sin problema.

Snorkeling en Moreré

En la noches los cielos son realmente los más lindos que vimos en Brasil. En los alrededores del camping no hay luz en las calles por lo que la oscuridad nos dejó ver hasta las constelaciones. Cuando estés ahí siéntate en la arena bajo algunas palmeras, escucha el sonido del mar y disfruta de todas las estrellas que el cielo te quiera regalar.

Cielos estrellado en Moreré
Las noches en Moreré son especiales.

Si te gustó la experiencia de conocer Moreré y decidiste que será tu próximo destino, ¡Felicidades!, ya siento envidia, jaja. No te vas a arrepentir. 😉

piscinas naturales en Moreré
Navegando en canoa por las playas de Moreré

Si tienes alguna duda, escríbeme y te ayudaré a resolverla para que tu viaje sea perfecto.

Y si lees este post recuerda que todos los comentarios me ayudan a crecer y seguir escribiendo.

Abrazos a todos!

Datos y recomendaciones

Transporte

Bus: Desde Itacaré a Valença: 26 Reales por persona, salida 9:00 am desde Itacaré, con aire acondicionado. Demora dos horas en llegar hasta el terminal de buses.

Desde el terminal de buses al puerto de Valença hay que caminar 20 minutos o tomar un taxi que demora cinco minutos.

Lancha Rápida: Desde Puerto de Valença a Boipeba: 44 Reales por persona (regateando quedó en 35 Reales). Demora 50 minutos en llegar al puerto de Boipeba.

Barco: Aunque es mas lento, también existe la opción de llegar en barco, cuesta 30 Reales y demora tres horas y media en llegar.

Desde el Puerto de Boipeba hasta el punto de tractor, 15 minutos caminando.

Tractor: Preguntar a lugareños cómo llegar al “Trator”. Cuesta entre 10 a 15 reales por persona, según la cantidad de pasajeros que lleve (desde seis pasajeros es 10 reales). Demora entre 30 a 40 minutos en llegar a Moreré.

 Alojamiento y precios

Camping La Selva: 15 reales por persona. Frente a la playa hay muchas opciones de camping. No hay direcciones, preguntar a lugareños.

Habitaciones privadas entre 70 a 100 Reales (para dos).

 Paseo Piscinas Naturales y otros

En canoa con Paulinho: 15 reales por persona (preguntar por Paulinho de Camping La Selva, muchos lo conocen y Moreré es pequeñito).

Con pescador en canoa: 25 reales por persona + 10 reales snorkel (preguntar en puerto de Moreré).

Manglar, playas y piscinas naturales: Entre 80 a 100 reales.

Los precios corresponden a Marzo 2017 y pueden variar según la época del año.

FIN🐠

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *