Tips: 5 Pasos para ser más viajero y menos turista en tus vacaciones

Ser viajero y ser turista es en teoría lo mismo, pero no es igual. Los viajeros generalmente disponen de tiempos más largos y se involucran de mejor manera con la cultura de cada país, mientras que los turistas tienen vacaciones más cortas, donde el tiempo es oro y no quieren perderse de nada. Al final de las vacaciones, por la ansiedad y el poco tiempo, el turista termina haciendo muchas cosas, pero realmente conociendo poco.

Por lo que si te interesa ser menos turista y más viajero, en este post tendrás 5 tips que he utilizado para que, a pesar del tiempo del que dispongas, conozcas realmente la ciudad, playa o pueblo que visitas, te introduzcas en su realidad, vivas su cultura y seas lo más viajero que puedas! ¡Yeiii!

img_1498

1.BUSCAR UN ALOJAMIENTO LO MENOS PARECIDO A UN HOTEL

No está demás decir que si tienes un amigo viviendo en la ciudad donde viajarás, aprovéchalo, pero sino intenta buscar un departamento en arriendo o un hostal donde te den las menos comodidades posibles. ¿Por qué?, se preguntarán. Tener las menores comodidades posibles te hace tener necesidades, y tener necesidades te hace salir a buscar todo lo necesario para suplirlas. Eso es parte importante para sentirse como uno más en la ciudad que visitas. Ir a comprar el pan y café en la mañana al Mini Market de la esquina, ir a la farmacia a buscar la pasta de dientes y jabón que olvidaste, o salir a buscar un teléfono público para hacer una llamada te convierte en un ciudadano más y te alejas de ser solamente un turista.

En mi caso, también me gusta utilizar la página de arriendos Airbnb. Este sitio lo recomiendo 100%. Aquí puedes arrendar una pieza o el departamento completo. Lo he usado 2 veces en distintos países, los anfitriones han sido maravillosos y todo ha resultado excelente. Además, al ser personas que viven ahí, te dan todos los tips de dónde comer, etc. Y como para los anfitriones arrendar el departamento es su “propio negocio”, atienden todas tus dudas, incluso mejor que en un hotel.

Si quieren reservar por AirBnb, les dejo mi enlace directo e inmediatamente en su primera reserva tienen USD 30 de descuento, y de pasadita AirBnb me regala USD 30 a mí.  Todos ganamos, maravilloso no?! =) wiiiii    USD 30 GRATIS PARA VIAJAR CON AIRBNB

Ahora, si el presupuesto es limitado y quieres conocer gente local, crea un perfil confiable en http://www.couchsurfing.com y podrás encontrar personas dispuestas a prestarte una pieza, un sofá o un colchón en su propia casa, y GRATIS (para más info mis ídolos viajeros de Marcando el Polo, hicieron un post muy completo que puedes ver en el siguiente enlace: Marcando el Polo – Todo sobre Couchsurfing).

img_4077
Living de departamento que arrendamos por Airbnb a pasos de Copacabana. El sofá se hacía cama.
img_4078
Pequeña cocina, perfecta para lo que necesitábamos!
img_4080
Mamá y hermano en la pieza matrimonial descansando

2. PROHIBIDO COMPRAR UN PAQUETE CITY TOUR

No es malo tomar un city tour específico, sobre todo cuando quieres aprender de un tema en particular. Pero nunca nunca nunca recomiendo tomar un paquete que incluya conocer más de cuatro lugares en 4 o 5 horas.

Hay personas a las que les gusta ocupar su tiempo al máximo, y creen que así aprovecharán mejor el día. Pero les aconsejo recordar la sabia frase “menos es más”.

Elige un máximo de 2 lugares al día y dedícale la mañana a uno y la tarde a otro. Siéntate a observar el paisaje,  lleva algo para comer y no te preocupes de la hora. Así podrás realmente conocer el lugar, disfrutarlo al máximo y sentir que estuviste ahí, no solo que tu cuerpo pasó por ahí y conseguiste la foto.

Se da mucho en algunos de estos tours flash, en el que cuando termina el tiempo en el lugar, tocan un silbato(pito) para juntar a todo el grupo, y así todos se devuelven corriendo para que el bus no los deje. Si quieres ser más viajero que turista, y no quieres vivir algo así, nunca tomes uno de estos tour.

13692156_10204944651375585_1226098941_o
Edu y yo en Pão de açucar
13717956_10204944651135579_324404724_o
Mamá, nico y yo

Gracias a que no contratamos un tour y disponíamos de nuestro tiempo, pudimos estar todo lo que quisimos arriba en el Pão de açucar y pudimos compartir con una familia de monitos titi, ¡sin ningún apuro!. ( El grupo guiado que subió con nosotros no pudo ver los monitos, porque tenían que irse)

13730561_10204944654575665_2006499663_o
Nico y Monito titi
13692150_10204944657415736_961298230_o
Monito adulto

3. USAR EL TRANSPORTE PÚBLICO

Para conocer realmente una ciudad hay que usar el transporte público, ya sea metro, bus o taxi y si son todos, ¡Mejor!

Si no hablas el idioma de la ciudad, idealmente recomiendo leer antes en foros o libros de viajes cómo funciona el transporte y dónde se compra los boletos o tarjeta para que nos llegues tan perdido (si eres más aventurero aún, no leas nada e intenta que alguien de ahí te explique, el lenguaje de señas casi siempre funciona).

También es muy bueno descargar una aplicación de celular como 99, Easy Taxi, Safer Taxi, Uber, según la que más usen en cada ciudad. Esto te da la seguridad de tener los datos del conductor que te presta el servicio y que sea un poco más seguro.

Usar el transporte público no siempre será lo más cómodo (sobre todo en algunos países de Latinoamérica), pero sin duda será una de las experiencias más cercanas a la realidad que viven los habitantes de esa ciudad y puede traer sorpresas como shows de músicos en vivo en el metro o quién sabe qué.

10378266_10152490796238525_6489710245767017576_n
Eduardo en el metro de New York
10518703_10152490788708525_8381228556340886818_n
Vagón de metro con bandera USA
10348991_10152490811318525_4131660016830430412_n
Dos Newyorkinos ebrios en el metro

4. COMER EN UN CARRITO DE LA CALLE

Con este tema muchos somos miedosos y lo entiendo, claramente nadie quiere enfermarse en un viaje, y generalmente se asocia a los carritos de comida con mala higiene o mala calidad. Pero no hay que generalizar, muchas veces los carritos son incluso más limpios que un restaurante.

Para asegurarte de que es un buen carrito mira si la gente local compra ahí, a veces se hacen filas y ese es un buen indicador de que la comida es buena y no te vas a arrepentir.

Comer en un carrito de la calle tiene muchas ventajas, es mucho más barato y mucho más rápido que un restaurante, con tu compra ayudas a un emprendimiento y además puedes ver cómo y quién lo prepara, ¿Qué mejor? ¡Atrévete!

 

img_0135
No es el mejor ejemplo pero no tenía más fotos!. Esperando nuestras aguas de Coco natural, recién sacada, camino a la playa Copacabana

img_0133

img_4563
Carrito de dulces típicos en Ilha Grande

img_4564

5. CONOCER PERSONAS LOCALES O IR A UNA FIESTA LOCAL

No hay mejor forma de conocer una ciudad que a través de su gente. Así te enteras de lo bueno, lo increíble, lo más o menos y lo malo, con información de la mejor fuente.

Si estás en una ciudad solo por algunos días, no es tan fácil conocer naturalmente a personas locales, pero ahora gracias a la tecnología y a distintas plataformas que han creado, sí puede serlo. En el mismo Coachsurfing -del cual les hablé anteriormente- no solo puedes buscar un sofá donde dormir, sino que también tiene una sección en donde puedes buscar un partner para salir a fiestas o conocer la ciudad.

Muchas personas se ofrecen totalmente GRATIS para pasear con extranjeros, en ocasiones para practicar otro idioma, o simplemente porque hay necesidad y ganas de compartir con personas de otra parte del mundo. También hace un tiempo descubrí el sitio http://www.u2guide.com, aquí ingresas la ciudad que vas a visitar, y te aparecerán un montón de opciones de distintas personas locales que ofrecen panoramas en su ciudad, hay desde actividades al aire libre hasta cenas caseras en sus casas. Este servicio no es gratis, pero tiene diferentes precios para todo bolsillo, y lo más importante es que parte del dinero recaudado va para proyectos caritativos del país visitado. O sea, viajas y ayudas a la vez, lo mejor del mundo (aún no lo he probado, pero pronto lo hare y les cuento).

Otra buena opción es ir a una fiesta local como lo hicimos con mi familia en Rio de Janeiro, ahí conocerás el real ambiente nocturno de la ciudad, que refleja el espíritu de su gente.

img_4938
Fiesta Pedra do Sal en Rio de Janeiro
img_4941
Eduardo, yo y un vaso vacío de caipirinha
img_4943
Nico y mamá

En conclusion, aunque tengamos tiempo de turistas, si queremos siempre podemos disfrutar un poquito más como viajeros (dentro de lo posible, claro está).

Y lo más importante, no tengan miedo de no visitar algún atractivo turístico famoso, al final del viaje esa será la excusa perfecta para volver a esa ciudad algún día.

¡Un abrazo, y buen viaje!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *